This post is also available in: English (Inglés)

Fotógrafo: Andreas vE. 
Modelo: Mariana Quiroga Londoño.

MARIANA QUIROGA. 23 AÑOS. Nació en Colombia, creció en Barcelona y vive en Inglaterra. BIOINFORMÁTICA.

Mariana es inteligente, valiente, luchadora y una bellísima persona. Es científica y se dedica al campo de la bioinformática. Durante mucho tiempo, ha compaginado sus estudios y su carrera profesional con su pasión por la moda y el modelaje ejerciendo de modelo en muchas ocasiones.

Cuando hablamos con ella, podemos ver a una mujer sonriente y dulce, apasionada por su trabajo y orgullosa de haber llegado tan lejos en el campo profesional. Habla con gran satisfacción sobre su oficio, por el cual siente pura devoción. Cuanto más la conocemos, descubrimos que llegar al éxito no fue nunca un camino de rosas para ella, pero que, con su empeño, sus ganas y su confianza en sí misma, es capaz de lograr cualquier sueño que se proponga alcanzar pese a cualquier adversidad. Mariana es resiliente y todo un ejemplo a seguir. Por ello, ella es nuestra segunda protagonista de la serie “La persona detrás de la modelo”, porque representa todos los valores en los que creemos y queremos transmitir a nuestros usuarios. La carrera de modelo se puede combinar con otras profesiones, solo hay que poner pasión y esfuerzo en ello.

Mariana Quiroga por Andreas vE

Eres bioinformática y estás terminando un máster en Cambridge… Esto son palabras mayores.  

¡Efectivamente! Soy bioinformática y uso la computación para entender cómo funcionan las células madre. Cuando terminé la carrera, tuve la posibilidad de realizar un máster en Cambridge y en octubre empezaré el doctorado allí también. Son palabras mayores, sí, pero son metas que me he ido poniendo y que he ido cumpliendo poco a poco, una tras otra. Lo cierto es que intento tener objetivos con antelación para saber qué voy a hacer después.

Eres muy joven… ¿Siempre lo has tenido todo tan claro? Llegar a Cambridge no debió de ser fácil. 

A los diecisiete años comencé a interesarme por la investigación con células madre. Cuando supe que en la carrera debía hacer un Erasmus, me puse en contacto con Ludovic Vallier, un científico a quien admiro mucho, y le escribí avisándole de que al cabo de un par de años le volvería a escribir para preguntarle si me aceptaba en su equipo de investigación. Aquello le encantó y, junto con otras cartas de recomendación de laboratorios donde yo había trabajado gratuitamente a cambio de aprender, no puso ninguna objeción a aceptarme en su equipo.  

¿Qué relación tienes con el mundo de la imagen y la moda? ¿Lo has compaginado con tus estudios?

Siempre he estado centrada en mi carrera, pero el modelaje ha sido para mí un hobby que he podido compaginarme con mi profesión. Siempre me ha gustado mucho la moda y hace años descubrí a ModelManagement.com en Instagram. Lo más gracioso es que fueron ellos los primeros en ponerse en contacto conmigo, les llamé la atención con mis fotografías porque era muy activa en las redes sociales. A partir de ese momento, comencé a usar mi cuenta Premium y empecé a subir fotos.

“En el campo de la moda hay que ser proactivo si quieres encontrar un trabajo”
Mariana Quiroga por Andreas vE

 

¿Cómo puede alguien adentrarse en el mundo de la moda?

Como en cualquier otro lugar, en el campo de la moda hay que ser proactivo si quieres encontrar un trabajo. En mi caso, llamé la atención de Andreas porque yo subía muchas fotos en Instagram, me quería dar a conocer. Es importantísimo interesarse por contactar con fotógrafos que te hagan buenas fotos y subirlas a tus redes y a tu cuenta de ModelManagement.com.

¿Cómo son de importantes las redes sociales para promocionarse en Internet?

Son una herramienta esencial para dar visibilidad y crear contactos. Siempre me ha gustado contactar con fotógrafos o conectar con la gente que podía comentar mis fotografías… Creé redes de contacto y así fue como ModelManagement.com llegó a mí. Me contactaron explicando que querían a una persona que fuera embajadora de la plataforma. De esto hace muchos años, pero así fue como empezamos. Evidentemente, esto no habría sucedido si no hubiera pasado mucho tiempo siendo proactiva en las redes sociales y en mi cuenta de ModelManagement.com. Si solo me hubiera hecho una cuenta y nada más no hubiera llegado a nadie, a ninguna empresa, ni a ninguna red de contacto. Hay que moverse para conseguir las cosas, porque si no es prácticamente imposible. 

¿Cómo fue el shooting con Andreas?

¡Lo cierto es que estaba un poco nerviosa! Habíamos hablado muchas veces, pero nunca le había visto en persona. No tenía nervios por la cámara, sino por conocerle. Al principio estaba un poco tensa delante de él, quizás por su figura. Pero, rápidamente me relajó, es un hombre muy natural, muy profesional y en seguida me hizo sentir cómoda. Se interesó y respetó todo lo que yo quería mostrar o ser delante de la cámara, se preocupó por adaptar el shooting a mi propio estilo. Me encantó. 

En el mundo de la moda, parece que hay un concepto bastante estereotipado del concepto de la belleza, pero ¿qué es la belleza para ti?

Yo no lo asocio con el físico. La belleza se puede encontrar en muchísimos aspectos y no solo en personas. Yo encuentro la belleza también en los paisajes, en lo que no es tangible y, sobre todo, en la personalidad de las personas. Está claro que, si a todo esto le añadimos una apariencia agradable a la vista, es un plus importante. Creo que la mezcla de todo es lo que hace que una cosa sea bella, mucho más que el simple hecho de que una persona sea atractiva o no. 

“Intento demostrar que la realidad de una mujer en la ciencia es la misma que la de un hombre”
Mariana-Quiroga
Mariana Quiroga por Andreas vE

La ciencia se ha asociado siempre a un campo más masculino… Aún hay un largo camino que recorrer para luchar contra estos prejuicios.

Sobre todo, depende de la cultura de las personas… Hay países que todavía son muy retrógrados y no han aceptado que las mujeres valen para mucho más que para estar en casa y complacer al hombre. Cuando se acepta que la mujer es válida para todo, choca. Te pongo el ejemplo de mi país natal, Colombia, donde hay muchas mujeres buenas en miles de campos, pero que, sin embargo, todavía están expuestas a mucho machismo. Aún se asusta a la mujer y se le pone barreras a sus sueños en la vida. 

Cuando me fui a Inglaterra, por ser mujer, todo el mundo me preguntaba que si no me daba miedo ir a otro país o si me daba miedo programar… Dudo que a un hombre le hubiesen hecho estas preguntas, como si ellos sí pudieran ser valientes.  A mí nunca me ha dado miedo, todo lo contrario, y por eso intento demostrar a través de mis proyectos en mis redes sociales que la realidad de una mujer en la ciencia es la misma que la de un hombre. Me estoy involucrando mucho en ello. 

Cuéntame más sobre tus proyectos. 

Durante el confinamiento por el COVID-19 cree una cuenta nueva de Instagram, @marianaql.science, donde comencé a contar hechos curiosos científicos que empiezan por “Sabías que…?” y donde también escribo mensajes para involucrar a cualquier hombre o mujer en la bioinformática. Quiero dar a conocer este término. Deseo que esta cuenta sea un empujón para toda aquella gente que tiene miedos o dudas de si tirar hacia adelante o no con sus sueños. Estoy muy contenta porque mucha gente me escribe mensajes de apoyo, dándome las gracias porque les doy fuerza para confiar en sus posibilidades. Me escriben desde la India, Malaysia, Sri Lanka… Países en los que, por su religión o cultura, desde pequeños les han metido en la cabeza el miedo a luchar o salir de su zona de confort. Y cuando ven que yo, una chica tan normal como ellos, lo ha podido conseguir, les motiva mucho y eso es maravilloso. 

¡Suena genial! 

¡Estoy muy contenta! Por otro lado, con mi amiga Paula hemos creado la plataforma @codeforachange con la que pretendemos que toda esa gente que no tiene a acceso a estudios fácilmente porque no tienen recursos o porque en sus casas les dicen que no tienen que estudiar porque son mujeres, tengan a su disposición una plataforma donde pueden programar en un libro virtual interactivo y aprender desde cero. Allí pueden equivocarse y poner en práctica retos lógicos en un contexto de informática que les motive a aprender conceptos básicos de genética. 

Además, también tengo otro apartado dedicado a cambiar vidas, porque yo he podido llegar donde estoy gracias a becas y a una campaña de crowdfunding. De hecho, Andreas donó en mi campaña… He podido llegar donde estoy gracias a eso. Y ahora, con el conocimiento que he adquirido, he creado esta plataforma para ayudar a recaudar dinero para estudiantes que yo he seleccionado de un colegio de Colombia y que son brillantes y les encanta la tecnología… pero que no tienen dinero para estudiar. Son estudiantes clasificados en la clase más baja, que no tienen ni siquiera acceso a Internet. La donación es para que Internet llegue a los niños y que puedan iniciarse en la programación. 

Es importantísimo tener metas en la vida, algo que te motive hasta el punto de hacer lo que sea para conseguirlo”
Mariana Quiroga por Andreas vE

 

Te felicito, Mariana, es una iniciativa fantástica. Eres una persona con muchos valores… ¿Cuáles son para ti los valores fundamentales en la vida?

La filantropía, por supuesto. Además, pienso que es muy importante tener metas en la vida, algo que te motive hasta el punto de hacer lo que sea para conseguirlo. Mi valor principal es la perseverancia. La resiliencia, porque siempre puede haber dificultades económicas, familiares, de salud… Pero si tú tienes esa meta en la cabeza, lo podrás conseguir seguro. A mí me ha pasado. Yo no he tenido dinero para estudiar y me las he apañado por luchar por mi sueño hasta conseguirlo.

¿Cómo de importante es tener una meta en la vida?

Para mí es la clave del éxito. La meta que tú te defines es donde estará tu éxito personal. No solo llegar hasta ahí, el éxito se construye durante el camino y eso te va motivando para llegar al final. Porque yo no fui una buena alumna en matemáticas y programación, pero al final logré destacar. ¡Terminé la carrera siendo una de las mejores alumnas de la clase! Me he afrontado a cualificaciones que no eran suficientes para mí, a relaciones rotas, lo quise dejar tantas veces… Tuve que pedir ayuda profesional y he ido a tres psicólogos diferentes. Pero, pese a todas las adversidades, jamás desistí y por eso he llegado a estar donde siempre había querido estar.

¿Qué es lo que más te impresiona de tu campo?

No es de la bioinformática en sí, sino del campo en el que la aplico. Las células madre son, sin lugar a dudas, lo que más me maravilla, para mí es un milagro científico. Me parece fascinante todo lo que se puede conseguir a partir de ellas. Yo me especializo en las que formarán la sangre, las células madres sanguíneas. Entender cómo estas células son las que luego sirven para poder tratar personas con leucemia, por ejemplo, es increíble. Los donantes son gente que tienen buenas células madre en su cuerpo y se las donan a esas personas que las necesitan para que, a partir de las células madres sanguíneas donadas, puedan crear unas nuevas desde cero y se curen.

Hace pocos años se descubrió que una célula madre adulta, como las de la piel, puede reprogramarse, “retroceder en el tiempo” para que vuelva a tener características de células madre embrionarias y el potencial de convertirse en otro tipo de célula.  La medicina regenerativa y la terapia celular son maravillosas y este proceso de reprogramación de células madre podría dar lugar, por ejemplo, a la sustitución de células dañadas.

¡Increíble! Además, lo explicas todo con mucha pasión… Después de lograr tus metas con todo tu esfuerzo, ¿qué le dirías a toda la gente que no se atreve a emprender su sueño?

Les diría que las trabas van a existir, que siempre van a estar ahí y que va a haber muchas, infinitas, diría yo. Les diría que se van a caer infinitas veces, que muchas veces se van a arrepentir, van a llorar y van a querer romperlo todo… Pero la diferencia entre quedarse ahí y llegar a lo más alto es la resiliencia. Que no les importe cuántas lágrimas hayan dejado por el camino, sino que piensen cuánto vale la pena llegar hasta el final. Que cuando lleguen al final sepan que ese no es realmente el final, que siempre hay algo más alto que alcanzar. Y en ese nuevo camino seguirá habiendo trabas, porque siempre las hay. Ojalá alguien me hubiera dicho esto al comienzo de mi carrera porque seguramente no hubiera llorado tanto. Y aceptar que pedir ayuda es normal y está bien para superar cualquier sufrimiento que uno tenga, desde compañeros hasta ayuda profesional. 

Mariana Quiroga por Andreas vE

 

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Categorías

Listen our podcast!

Join the community